Software en la nube, online o en línea

En estos tiempos que corren cada vez es más habitual ver aplicaciones informáticas que afirman estar en la nube… como por ejemplo los programas de facturación online de la empresaa ziclope.net

Realmente todos los fabricantes de software se han sumado al carro de esta última tendencia pero ¿realmente todos los programas que se anuncian están en la nube?

Software en línea – online

Antes de que comenzara la nueva moda de la nube, ya habían aplicaciones que almacenaban datos en servidores remotos.

Por ejemplo el sector de la banca, como es lógico, siempre ha tenido toda la información unificada en un servidor de bases de datos central, y antes no habían móviles ni tablets…

¿Pero, qué es la nube?

En mi opinión personal, las empresas del sector tecnológico siempre están cambiando los nombres de los servicios aunque tenga ligeras diferencias, evidentemente por motivos económicos.

Sí hay cambios por supuesto, pero aplicaciones como las de facturación y gestión de empresa ya llevan tiempo almacenando datos en un servidor centralizado (accesible desde internet).

Años atrás, usando bases de datos como Oracle o SQL Server, permitían a los programas de gestión de empresa estar distribuidos en diferentes ubicaciones teniendo los datos sincronizados.

¿Qué ha cambiado hasta llamarlo software en la nube?

La capacidad de almacenamiento ha aumentado considerablemente hasta el punto que cualquier usuario doméstico tiene de forma gratuita gigas e incluso teras para almacenar sus datos, fotos, videos…

Empresas de las que hemos hablado en otros artículos como dropboxgoogle drive nos permiten estos servicios con planes gratuitos.

También hay servidores de base de datos que están administrados e instalados en servidores por los mismos fabricantes. Ejemplo SQL Azure, Dinamo DB, …

La gran ventaja es que estos servidores están custodiados por sus especialistas por lo que no suelen haber caídas del servidor, y a diferencia de tenerlo instalado en un servidor propio el sysadmin de la empresa tenía que echar a correr si algo pasaba.